El pasto y la escasez de agua | Revista CONEXION EXPO CIHAC

Autora: Fernanda Rizzardini / 19 abril 2021


¿Al consumo diario de cuántas personas equivale el riego de tu jardín?


Recientemente la dirección del sistema Cutzamala anunció una reducción del caudal de agua que abastece a la Ciudad de México y Toluca por falta de agua y unas reparaciones. Esta reducción afectará a varias delegaciones y municipios por varias semanas. El sistema Cutzamala está formado por varias presas en el Estado de México, de la cual Valle de Bravo es la presa más grande.


Esta falta de agua se debe a la gran sequía que está afectando a la zona y que tiene a todas las presas muy por debajo de su nivel promedio; hasta el momento, han registrado su nivel más bajo en varios años. La única medida que se ha aplicado para garantizar la dotación de agua del Cutzamala en esta temporada de estiaje es reducir el caudal, hacer reparaciones de fugas y esperar a que las lluvias restablezcan el nivel de las presas.


Nosotros, como arquitectos y constructores, tenemos otra forma de atacar este problema, ayudando a solucionar la escasez de agua tanto para esta temporada de estiaje como para los años siguientes. Debemos diseñar estrategias en las que nos enfoquemos en la reducción del consumo de agua y en la reutilización del agua residual desde las viviendas. Si incluimos estas estrategias desde la etapa de diseño, será mucho mejor, porque pueden ser soluciones más sencillas y económicas, aunque esto no excluye que las modificaciones que se hagan a espacios existentes sean adecuadas también.

Photo by almani ماني on Unsplash


Enfocándonos en el tema de ahorro de agua en las viviendas, ya se ha hablado mucho sobre estrategias de ahorro, como el cambio del WC por uno de bajo consumo (4 litros), llaves ahorradoras que disminuyen el flujo de agua y lavadoras de bajo consumo; pero casi nadie habla sobre el consumo de agua en los jardines.


Cuando nos imaginamos un jardín, lo primero que nos llega a la mente es un área grande cubierta por pasto verde y algunos arbustos y flores alrededor. Este tipo de jardín “ideal” no es viable para cualquier clima, pues si no llueve todos los meses del año, será necesario regarlo constantemente para mantenerlo siempre verde. El pasto es una especie muy delicada que requiere de mucha agua para sobrevivir, llegando a necesitar entre 7 y 10 litros de agua x m2 al día. La cantidad de agua requerida dependerá de la estación del año, pues entre más elevada sea la temperatura, mayor será la evaporación y será mayor la cantidad de agua que necesita. Usualmente se utiliza agua potable de la red para regar, el mismo tipo de agua que necesitamos para bañarnos, beber y cocinar, a pesar de que no se necesita que el agua para riego sea potable.


La OMS establece que el consumo adecuado de agua para una persona es de 100 litros al día. Si para regar un jardín de pasto en temporada de estiaje se requieren de 10 litros x m2 jardín, un área de pasto de 5x5 m2 necesitará 250 litros de agua al día, el equivalente al consumo de agua de 2.5 personas por día. Considerando una temporada de estiaje de 6 meses (algunos estados de México tienen una temporada de estiaje más larga), regar esta área de 5x5 necesitará el equivalente al agua de 1.2 albercas olímpicas para mantenerse verde.


La otra problemática con el riego es el tiempo que se le dedica. Si no se cuenta con un sistema automático que dosifique la cantidad de agua y el tiempo de riego necesario, el sistema de riego manual normalmente consiste en dejar la manguera con un aspersor y cambiarlo de lugar cada cierto tiempo. Una manguera promedio de jardín tiene un caudal de hasta 18 litros por minuto, lo que significa que en poco minutos alcanza los 10 litros de agua x m2 necesarios. Desafortunadamente hay quienes dejan el aspersor por más de 1 hora seguida en un sólo punto, lo que equivale a 1080 litros aproximadamente x hora o a la dotación de agua de más de 10 personas al día, además es 10 veces más agua de la requerida.


Si se necesitan estas cantidades de agua para un jardín pequeño ¿qué sucede en un jardín más grande? ¿Cuántos litros de agua potable se están destinando para mantener verde el pasto? ¿De cuántas personas se está tomando su dotación de agua para regar el pasto? ¿A cuántas personas al día equivale el riego de tu jardín?


Para ahorrar agua no es necesario eliminar los jardines de las viviendas, únicamente hay que saber diseñarlos correctamente de acuerdo al clima y la vegetación local. Para lograr un buen diseño se tendrá que reducir al mínimo el área cubierta de pasto y escoger vegetación local en su lugar. La vegetación local ya está preparada para el clima del lugar y es capaz de sobrevivir con mínimo riego a la temporada de estiaje. Otra gran ventaja de favorecer la vegetación local sobre el pasto, es la atracción de insectos polinizadores como las abejas y mariposas, ya que se crean espacios para alimentarlos y protegerlos de depredadores. Los polinizadores son de las especies más importantes para nuestra subsistencia.


Este es sólo un ejemplo de una realidad que está sucediendo en el centro de México, pero el resto del país no está exento a esta problemática. Como diseñadores, somos responsables de garantizar que se haga un uso adecuado del agua que llega y se usa en las viviendas, utilizar únicamente la cantidad necesaria y darle un tratamiento al agua residual para reutilizarla dentro del edificio, si es posible, antes de desecharla. Si a eso le sumamos un sistema de captación de agua pluvial, dependeremos menos del agua de la red, estaremos menos vulnerables y el impacto de sequías como las de este año será mucho menor. Finalmente, es necesario considerar que el cambio de mentalidad y de hábitos del usuario es indispensable para que las estrategias sean complemente efectivas, así que hay que tener en cuenta esta problemática y presentársela a los clientes cuando estás diseñando su jardín.

#sustentabilidad #agua #impactoambiental #rizzardiniarquitectura #cuidadodelagua #paisajismo