22 de Marzo - Día mundial del Agua

Actualizado: jun 18

El 22 de Marzo es el día mundial del agua, no es un día para que festejemos al agua si no un día para detenernos y hacer conciencia de la importancia del agua y de las diferentes problemáticas por las que está pasando.

El agua tiene que ver con todo lo que nos rodea pero, como arquitectos, nos gustaría enfocar este tema con la arquitectura. Pero, ¿qué tiene que ver este tema con la arquitectura? En casa usamos agua para diferentes actividades de nuestra vida diaria, ir al baño, cocinar, bañarse, lavarse las manos, lavar ropa, limpieza de casa, etc… Toda esta agua que utilizamos, llega a nosotros limpia y útil, pero al salir de nuestra casa se convierte en agua sucia e inútil, es decir, un residuo. El caso del agua sucia en particular es un poco más complicado porque es un elemento que si no se almacena en contenedores se filtra por la tierra o escurre a los ríos o mares contaminando todo a su paso.


Pero el agua no tiene porque convertirse en un residuo inútil al salir de casa, de hecho el agua por si sola forma parte de un ciclo de vida y nosotros lo estamos interrumpiendo. Aquí es donde puede entrar la arquitectura. Las casas o demás edificaciones no son pensadas ni diseñadas para regular su consumo o evitar que la contaminen, solo funcionan como un lugar de paso en donde el agua que llega es desviada de su ciclo. La idea es limpiar el agua que usamos, hay varias formas de hacerlo, actualmente en algunas ciudades existen plantas de tratamiento que limpian el agua de toda la ciudad pero es tal el consumo de agua que ya no se dan abasto para tratarla toda; una buena opción para limpiar el agua es dejar de centralizar el problema y tratar desde casa el agua. Existen varias formas de tratar el agua similares a las grandes plantas de tratamiento aunque su costo de compra y de mantenimiento son muy elevados, también existen otras formas de manera más natural y económica con filtros con capas de diferentes granulometrías y que no necesitan de electricidad para su funcionamiento y son más fáciles de construir.

Siguiendo el camino del tratamiento de aguas de manera natural y descentralizado, entre nuestras más recientes investigaciones y proyectos, estamos tratando de desarrollar un filtro de aguas grises de manera modular y con materiales fáciles de conseguir y/o reciclados de manera que se puedan adaptar fácilmente en casa y que no genere gastos extra de mantenimiento.

La idea es que la arquitectura tome conciencia de los grandes cambios que puede hacer si se piensa desde el inicio en un diseño que tome en cuenta la importancia del agua y que favorezca a que el agua cierre su ciclo.

*La Huella hídrica o Huella de agua se define como el volumen total de agua dulce usado para producir los bienes y servicios producidos por una empresa, o consumidos por un individuo o comunidad.

  • Facebook - Gris Círculo
  • Pinterest - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo

© 2020 Rizzardini Arquitectura

rizzardini.arquitectura@gmail.com 

Valle de Bravo, Estado de México

Teléfono: (777) 340 0379